El certificado islámico para los alimentos se expide en Córdoba

El Instituto Halal, con sede en la localidad cordobesa de Almodóvar del Río, ha concedido la marca de garantía islámica Halal a más de 90 empresas de toda España y trabaja para incorporar a otras 30. Mediante exhaustivos análisis verifica que la elaboración de los productos sigue los preceptos del Corán y que entre los ingredientes no se cuentan ni el cerdo ni el alcohol.

En los tres últimos años, las empresas españolas han descubierto en la comunidad musulmana que vive en España, Europa y el resto del mundo un nuevo motivo de expansión comercial. Halal significa permitido, autorizado y saludable y los productos que así se califican suelen ser alimentarios (cárnicos frescos de mataderos y salas de despiece, salchichón o salami) y las bebidas sin alcohol, aunque también se abre paso el sector servicios.

La previsión del Instituto Halal es concluir el año 2006 con 160 grandes empresas adheridas a su sello de garantía, como explicó a este periódico Hanif Escudero, director de desarrollo. Doce personas integran la plantilla y esta semana se trasladan a la nueva sede. Obtener este certificado le cuesta a una empresa entre 3.000 y 4.000 euros, similar a otras certificaciones. Esta cantidad sufraga los gastos de personal y análisis para que la estructura se mantenga, pero sin lograr beneficios.

La eleccion de Almodóvar del Río

Almodóvar del Río fue el lugar elegido porque sus artífices (Isabel Romero, su directora, a la cabeza) son de aquí. El Instituto Halal, único en su especie en Europa, está autorizado por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca para certificar que el producto cumple los preceptos islámicos. Es una entidad sin ánimo de lucro creada en 1998 por Junta Islámica, la impulsora de proyectos afines a los Acuerdos de Cooperación firmados en 1992 entre el Estado español y la Comisión Islámica de España, que fijaron cuestiones como el derecho de los musulmanes a acceder a esta alimentación halal .

La Junta Islámica la integran españoles convertidos al islam y tiene otros proyectos de difusión (con una web, un centro de documentación y publicaciones y la defensa de la libertad religiosa en España). La Diputación aportó 18.000 euros en los comienzos del Instituto Halal para generar la reglamentación con la que crear una marca y una entidad de certificación de este tipo que fuera admitida por los países musulmanes. El perfil de los artífices del Instituto Halal es diverso: ocho mujeres y cuatro hombres, la mayoría musulmanes, aunque también hay cristianos. “El Islam es diverso y cada uno tiene la libertad de actuar”, explica Escudero.

El turismo de procedencia árabe, una mina de oro por descubrir

El Instituto Halal hace hincapié en la potencialidad del turismo islámico, aún no valorado en toda su dimensión. Los musulmanes, muchos de ellos visitantes de países árabes, acogen muy positivamente encontrar hoteles y restaurantes certificados que les aporten servicios de calidad.

“Este turismo, muchas veces, tiene un nivel adquisitivo mayor del que podamos pensar y puede quedarse a comer y dormir varios días”, subraya Hanif Escudero. Este fenómeno aún no es todo lo frecuente en Córdoba que pudiera ser porque los establecimientos hosteleros no ofrecen a sus clientes una carta halal .

Entre los proyectos más interesantes que ha supervisado este organismo instalado en Almodóvar del Río figura, dentro del sector servicios, un área de servicio en Alicante que Autogrill certificó el año pasado para la campaña del paso del Estrecho. Contemplaba un punto de venta de productos halal y un espacio para hacer la oración. En agosto, por allí pasaron mil personas cada día.

Lo cierto es que cualquier ámbito es susceptible de disponer de este sello, incluso hortalizas y verduras. Lo más frecuente es que sean los productos agroalimentarios (de matadero, cárnicos elaborados, cecina, salchichas, fiambres), ácido láctico, aromas de sabor y el aceite. Una empresa de chicles y gominolas también desea poseer la garantía halal . Incluso tienen la puerta abierta la pasta de dientes, el hilo dental y las cremas. El sello halal inspira confianza en el mundo musulmán. Y es sinónimo de saludable para otros consumidores por no contener grasas de cerdo ni alcohol.

Diario Córdoba

Anuncios

0 Responses to “El certificado islámico para los alimentos se expide en Córdoba”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




Secciones

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: